La Fundadora

«Más que una firma de accesorios,

es una forma de ver la vida.

Más que regalos, son sentimientos auténticos y

llenos de propósito, reflejados en cada pieza que creamos».

Vanessa Ferrer

¿Cuál es la historia de Vanessa Ferrer?

Vanessa Ferrer tal como la conocen hoy, ha sido resultado de una evolución, pero todo comenzó en mis años mozos jajaja cuando era una universitaria con el deseo de afianzar su identidad, me encantaba crear accesorios por hobbie, básicamente porque siempre he valorado la autenticidad y sentía la necesidad de que las piezas que usara fueran distintas a las de los demás, recuerdo que los primeros zarcillos que cree, los hice en alambre de cobre, me iba a la ferretería, compraba un cable y sacaba cuadro hebras de cobre, con una pinza les daba forma y les colocaba aplicaciones en madera y otros elementos en acrílico o lo que se me cruzara en el camino, luego llegaba a la uni con mis creaciones y todas mis compañeras querían que les hiciese unos, yo accedía porque la verdad me resultaba un hobbie fantástico, mi única condición siempre fué que no existieran dos piezas iguales, desde el principio tuve muy claro que los accesorios deben hablar de quien los lleva consigo, pierden identidad cuando se vuelven sólo moda.

Así nació todo, con un alambre de cobre, para relajar a una estudiante de psicología que se leía más de 7 capítulos al día, hacer accesorios era mi terapia creativa.

Luego de esa vivencia, nunca dejé de crear, los accesorios siempre han sido para mí una herramienta para comunicar mis ideas, mi forma de ver el mundo, impactar positivamente en la vida de otros y alegrarles el alma con un detalle.

Tengo tantas anécdotas hermosas que podría tomarme varios vinos contigo para contarlas, pero puedo decirte que “mi hobbie” me permitió en su momento desde crear una línea motivacional para pacientes en quimioterapia, ir a visitarles y regalarles mensajes de esperanza y fuerza, hasta formar a grupos minoritarios (madres adolescentes o en situación precaria) con herramientas para emprender y generar ingresos para su familia, impulsar campañas para recaudación de fondos para algo tan sagrado como el corazón de un niño o una familia y fundar una feria de diseño en alianza con una amiga. Han sido tantas vivencias maravillosas que yo no tengo más que agradecer todas las experiencias que me ha permitido vivir VF, Definitivamente ¡se merecía que me lo tomara más en serio y lo convirtiera en un emprendimiento formal.

¿Porqué decidiste llamarle Vanessa Ferrer?

El nombre de Vanessa Ferrer es un homenaje a mi madre, habitualmente cuando he alcanzado logros académicos o en otros ámbitos, ella siempre me decía que se le hacía injusto que llamaran al pódium a “Vanessa Montilla” , sé cuanta ilusión le hace que mencionen también ese apellido que ella representa, siempre gritaba cosas como “Esa es mi hija Vanessa Montilla FERRRRRRERR” si jajaja, con acento en la R. Entonces cuando decidí formalizar mi emprendimiento, no dude ni un segundo en honrarla, básicamente por dos razones.

Yo decidí formalizar mi emprendimiento hace 3 años, justo después de convertirme en madre y comprender que ese rol iba a cambiar radicalmente mi manera de ver la vida, ser madre me invitó a pasar más tiempo conmigo, conocerme y dar lo mejor de mí, a Victoria, mi hija, yo necesitaba idear la forma de continuar siendo productiva sin perderme sus etapas de desarrollo, necesitaba estar presente presente, dándole prioridad a mi familia sobre el mundo corporativo y por eso decidí emprender formalmente, comprendí más a mi madre, y ese deseo de verse en cada logro que yo alcanzase, por eso mi firma es un homenaje a su feminidad, su gracia, su belleza, su autenticidad, pero sobre todas las cosas a todo el amor que ha invertido en mi y que hoy me permite tener la confianza de tomar las riendas de mis sueños.

¿Qué diferencia a VF de otras firmas de accesorios?

VF es una proyección de mi forma de ver la vida, cada símbolo que utilizo en mis creaciones habla de las cosas que considero auténticamente importantes, y eso es algo que ha ido evolucionando en el tiempo conforme a mis vivencias y experiencias. En VF más que crear accesorios, nos motiva crear momentos y emociones auténticas, de esas que trascienden, que son atemporales y se quedan contigo siempre.

¿Porqué dices que son accesorios con propósito?

Más allá de transmitir un mensaje para cada persona que las usa, de acompañar historias y dibujar sonrisas, nuestras piezas tienen un propósito fundacional, soy fiel creyente que para recibir las bendiciones del universo nosotros tenemos que dar y sólo abriendo las manos es posible que puedas percibir lo que el mundo tiene y necesita de tí. En ese sentido, de cada venta que se genera en VF se destina 10% a causas fundacionales como nutrición infantil, salud e inclusión.

¿Qué te inspira?

Hay muchas cosas que me inspiran, me inspira el impacto que podemos lograr en la gente, las anécdotas de mis clientes, los espacios de compartir con mi familia, el alcance que puede lograr un mensaje bien transmitido, el poder de un accesorio para anclarse a un momento y hacer que los mensajes permanezcan siempre presentes.

Me inspiran mujeres y madres como tú que salen día a día darlo todo demostrando que es posible hacer lo que nos gusta sin descuidar a nuestras familias.

¿En qué crees?

Creo en Dios, creo en el poder que tenemos los seres humanos para conectar talentos y lograr impactar positivamente a la sociedad, creo en la inclusión, creo que amar y darle tiempo de calidad a un niño es el mejor legado que puedes dejar, creo que las mujeres somos reinas, somos jefas de nuestra vida, creo en nuestra capacidad de construir y evolucionar cada día, y creo que todo eso puedo comunicarlo desde VF. No hay nada de lo que comunique en mis accesorios en lo que no crea.

Cómo es un día en VF, podrías hablarnos un poco del proceso creativo/productivo.

Los días en VF no tienen un horario definido, pueden comenzar con las ideas que te inundan en una madrugada y te dejan pensando hasta que sale el sol, como con mi libreta de ideas junto al laptop y un buen té como hoy. Habitualmente llevo conmigo un cuaderno de ideas donde suelo anotar todo lo que se me ocurre conforme a mis vivencias y experiencias, luego les doy forma y comienzo a conectar talentos, no hago las cosas sola, para dar vida a mis ideas cuento con un equipo fantástico que comienza por mi esposo que me apoya casi siempre en todo, mi suegra de 78 que me ayuda en la creación de productos, una asistente en mi hogar, el equipo del taller de orfebrería que crea los dijes, mi mensajero de confianza que atiende a todos con una sonrisa, mi millenial support que desde Argentina me saca la pata del barro en temas tecnológicos, el equipo de desarrollo que está trabajando ahora mismo en la web, mis clientes que en el intercambio diario me llenan de nuevas ideas y motivación y por supuesto mi hija que es mi principal motor, yo solamente soy la voz, detrás de mi hay un equipo maravilloso sin el que nada sería posible.

¿Hacia dónde va la firma, qué proyectos tienes?

Darle voz a ideas y proyectos de otras emprendedoras, globalizar la firma, impulsar la web como un canal de comunicación que me permita estar más cerca de ustedes independientemente de las fronteras, crecer, crecer y seguir creciendo y coleccionando historias y momentos junto a ustedes que nos permitan compartir ese crecimiento y aprender unos de otros. En el futuro por supuesto dar el salto de emprendimiento a empresa.